`` `` ``

LLEGA EL VERANO: CÓMO HUMIDIFICAR LA GUITARRA

Ha llegado el verano, es la hora de cuidar de nuestros instrumentos. Siguiendo unos mínimos cuidados tendremos guitarra para rato, de lo contrario podemos llevarnos una desagradable sorpresa. Desgraciadamente yo me he llevado varias, la más impactante fue dejar mi laúd barroco sobre la mesa un día de agosto en una habitación cerrada donde no daba el sol: cuando llegué del trabajo me encontré el puente completamente despegado y al otro lado de laúd, colgando de las cuerdas. Tuve suerte en dos cosas: en no escuchar el estruendo y en que no se produjeron roturas de importancia, así que desencolé la tapa del laúd y lo volví a pegar, y hasta hoy… Desde entonces siempre que termino de tocar lo guardo en su estuche rígido y en verano lo almaceno en la zona menos calurosa de la casa. ¿Por qué ocurrió esto?

La madera es un material higroscópico, es decir, que adapta su humedad a la del entorno. Las guitarras se construyen con maderas secas, cuyo porcentaje de humedad oscila entre el 40 y el 50%. Pero estas maderas secas, cuando salen de la fábrica o el taller y se trasladan a ambientes más húmedos o más secos, adquieren o desprenden humedad, lo cual produce deformaciones.

La humedad no afecta por igual a todos los instrumentos de cuerda pulsada y mástil. Por ejemplo, en las guitarras clásicas, sometidas a una tensión inferior, no afecta tanto. En los instrumentos antiguos como laúdes puede ser un problema muy serio, al igual que en las guitarras acústicas. Los cambios de humedad afectan sobre todo a las guitarras construidas con madera maciza, pues las laminadas no tienen este problema ya que las diferentes chapas que forman el conjunto están encoladas entre sí, con lo que se evitan las deformaciones (aunque es sabido que el laminado merma el sonido).

Un ejemplo de los efectos del exceso o falta de humedad se puede apreciar en las siguiente ilustración, de la que podemos deducir que un instrumento sometido a un exceso de humedad sufrirá un aumento de la altura de las cuerdas:

Cada tipo de madera, incluso cada corte del mismo tronco, se deforma de diferente manera. Las deformaciones suelen producirse con diferente intensidad en el sentido paralelo a la veta que en el sentido transversal, y muchas piezas de la guitarra se encolan con las vetas perpendiculares entre ellas, lo cual produce tensiones que es necesario evitar a través de un control de la humedad del instrumento. Las principales consecuencias del exceso o defecto de humedad en una guitarra acústica son:

  • Desajuste de la altura de las cuerdas
  • Trastes con extremos “levantados”
  • Grietas
  • Deformaciones de la tapa (desencolado del puente)

Estos efectos indeseados se pueden evitar fácilmente siguiendo estos consejos:

  • Nunca dejes la guitarra dentro de un coche, menos aún en un maletero, especialmente en verano
  • No dejes la guitarra al sol ni cerca de fuentes de calor potentes
  • Guarda siempre la guitarra en un estuche rígido, protege mejor no sólo de los golpes sino de los cambios repentinos de humedad y temperatura
  • Durante el verano (en el hemisferio norte) USA UN HUMIFICADOR

Hay varios tipos de humidificadores, desde los más básicos (un tubo de goma con una esponja en el interior y unos orificios para liberar la humedad) hasta otros más sofisticados que no solo pueden humidificar sino también absorber la humedad. En la ciudad donde vivo (Málaga), el único problema climático que puede afectar a las guitarras en verano es la sequedad del aire, que algunos días se sitúa en torno al 20%, por lo que el humificador de tubo de goma es una solución económica y eficaz, sobre todo para quien tiene más de un instrumento. Recuerda que el aire acondicionado también seca mucho el ambiente. Los humidificadores de tubo más largos son los más eficaces, tienen este aspecto:

Se introducen en agua durante un minuto más o menos, se secan con mucho cuidado para que las gotas no estropeen la guitarra y se introducen en el instrumento fijando la pestaña en una de las cuerdas centrales. En la imagen siguiente se puede apreciar uno instalado, aunque es más eficaz dejar la guitarra sin esa tapa de plástico, ya que de esta manera la humedad se reparte mejor por el interior del estuche, afectando al diapasón, que también puede secarse en exceso.

 

La frecuencia con la que debemos sumergir de nuevo el humidificador dependerá de las condiciones del entorno de cada instrumento, pero debe ser aproximadamente cada semana. De esta manera, el calor veraniego o la sequedad producida por el aire acondicionado no afectaran al correcto ajuste de nuestras guitarras y nos evitaremos disgustos fácilmente evitables.

Espero que estos consejos te ayuden a alargar la vida de tus instrumentos.

 

 

Permalink

Hay 18 comentarios sobre este artículo:

  1. avatar Pachi says:

    Donde puedo conseguir un kit de humificacion?
    Debo aflojar las cuerdas para el tratamiento?

  2. avatar lucas says:

    Hola, esta interesante la información..
    Tengo una guitarra acústica, lo uso todos los fin de de semana, en la semana no sale de mi casa.. ¿como hago para saber cual es el nivel exacto de humedad que tiene que llevar mi guitarra?

    • avatar Zurdillo says:

      La humedad se controla con un higrómetro. Primero evalúa cuál es la humedad relativa de tu zona en las distintas estaciones, y a partir de ahí considera si debes hacer algo.

  3. avatar vixu says:

    hola me flipa el mundo de las guitarras y me gustaría comprarme una guitarra eléctrica, que me dure, barata para empezar ¿cual me recomendáis?

  4. avatar Iván Heifer says:

    Gracias muy útil tu post

  5. Pingback: Consejos para cuidar tus instrumentos en épocas de humedad | Fonoteca y Centro de Documentación Musical de Alcalá de Henares

  6. HOLA!

    muy buenas!
    me llamo Martin y hace un año empecé a “aporrear” la guitarra
    una amiga me enseñó las notas y vamos, que con práctica, he llegado a tocar mis canciones favoritas bastante bien.
    El caso es q las guitarras con las que aprendí tenían, la más joven, 20 años y la otra, 40. jajaja
    ahora quireo comprarme una ACUSTICA con cuerdas de metal porque me vuelve loco el sonido que tienen. El caso es que yo mido 1.70 y soy bastante delgado y prácticamente todas las guitarras que he probado en tiendas de musica, me resultan GRANDES!

    mi pregunta es: me puedes dar un consejo sobre qué tamaño buscar? te pregunto porque en Amazon.es he visto unas a muy buen precio y que son muy bonitas pero no pone el tamaño que son y al hablar con un operario de allí me dijo q esos datos técnicos no los tenía y que sería más fácil si yo le dijera “quiero una guitarra acustica con cuerdas de metal de tamaño TAL”

    alguna ayuda?
    alguna idea?

    mil gracias y q tengas un excelente 2013!!!!
    🙂

    • avatar Zurdillo says:

      Te recomiendo que vayas a una buena tienda de instrumentos y pruebes algunas guitarras, seguro que sales con una bazo el brazo. Suerte.

  7. avatar Carlos says:

    Quisiera saber cual es la diferencia entre una Guitarra electro-acústica Yamaha y una Takamine quiero comprar una pero no termino de decidirme cual me recomendais más. Tengo ahorrados 1200 dolares y deseo obtener una guitarra de buena calidad que ronde ese precio

    Gracias

    Saludos Zurdillo desde Venezuela

  8. avatar santos says:

    Yo tengo un problema con mi guitarra, mi guitarra se asemeja a la figura que muestras de exceso de humedad. ¿Que me recomiendas hacer?

    • avatar jcayala says:

      Ten en cuenta que la madera es higroscópica. Si ha tomado esa forma, igualmente puede volver a su sitio con las condiciones de humedad adecuadas. Lo primero que debes hacer es parar la deformación antes de que lleguen las roturas. Estos son mis consejos a corto plazo:

      – Guarda la guitarra en un estuche rígido.
      – Compra un kit de control de humedad para instrumentos (no un simple humidificador sino un kit), usa la parte que absorbe la humedad y sigue las instrucciones del fabricante.
      – Compra un higrómetro y averigua cuál es la zona más seca de tu casa, guarda la guitarra en esa zona.

      Estos consejos son a medio plazo:

      – Infórmate sobre las condiciones de humedad en tu ciudad y en tu casa (boletines meteorológicos, higrómetro), a lo largo del año, para saber cuál es el problema y su dimensión.
      – A partir de tu conocimiento de las condiciones de humedad en tu zona podrás actuar para conservar mejor tu instrumento.
      – También es importante que tengas el instrumento guardado siempre en un estuche rígido, esto lo protege no sólo de los golpes sino de factores atmosféricos adversos, como el exceso de humedad en tu caso.

      Te agradecería que me informaras si el problema se solucionó. Saludos!

      • avatar santinisss says:

        ok. hare lo que me dices y publicare mis comentarios

      • avatar pedrockabilly says:

        pues tuviste suerte con tu luthier yo no,si te digo que hay mucho luthier carroñero que quiere sacar pasta,yo investigando por intenet voy viendo cosas que puedo hacer,es bueno aprender como me dijo un musico es mejor conocer el instrumento e intentar arreglarlo uno mismo como ultima opcion ir a un luthier,todo el mundo se asusta a la hora de mover el alma por ejemplo pero haciendolo poco a poco con cabeza no pasa nada,un saludo

        • avatar Zurdillo says:

          No comparto contigo lo de los luthiers carroñeros, creo simplemente que has tenido mala suerte. En mi opinión los músicos debemos apoyar a quienes fabrican o reparan instrumentos. Otra cosa es que podamos reparar algunas cosas. Yo he tenido una excelente experiencia con ellos, y me han hecho incluso trabajos gratuitos en mis guitarras. Eso sí, hay que ir a un luthier, no a alguien que dice que lo es y realmente no lo es. Suerte!

Deja un comentario