`` `` ``

A PRUEBA: GUITARRA RESONADORA RECORDING KING RM-998-D

 

A día de hoy no es ningún secreto que en China se están  produciendo guitarras de muy buena calidad . Aún hay quienes desconfían de los instrumentos chinos, basando tal desconfianza en la baja calidad de determinados productos chinos que hemos conocido en occidente.

Yo soy de los pragmáticos: me gustan las guitarras chinas porque la relación precio calidad es insuperable. Es más, hoy en día hay guitarras chinas que no tienen nada que envidiarle a las que se fabrican en España, EE.UU. o Canadá, por citar tres de los países de tradición guitarrera más importante. Me refiero a guitarras acústicas construidas con procesos industriales o artesanales.

Las marcas chinas (o que fabrican en aquél país) más conocidas en occidente son Recording King, Blueridge y Eastman. La prestigiosa firma americana Guild produce algunos de sus modelos allí, y no es la única firma occidental que lo hace.

Diseño y materiales

La guitarra resonadora Recording King RM-998-D está basada (muy basada, diría yo) en modelos americanos de los años 30.El sistema de resonador que utiliza es de un solo cono y biscuit.

La selección de los principales materiales es muy buena. Por ejemplo, tiene la caja de bronce con un impecable niquelado. Entre los metales, el bronce es el más cotizado en estos instrumentos, por su tono algo más cálido que el acero.

El cono de 9,5″ (un tamaño estándar) está trabajado a mano, lo cual aporta una garantía de calidad en la transmisión del sonido. Como sabemos, el cono es una parte crucial en el sonido de los resonadores. Recording King se refiere a estos conos como “Continental”, y al parecer están hechos a mano en Europa del Este, aunque es algo que no he podido comprobar. En la imagen de la izquierda se precia un detalle ampliable del cono.

Según he podido leer en algunos foros, este modelo de guitarra está fabricado por una compañía china llamada AXL. Antes fue la marca Johnson la que ponía estos instrumentos en el mercado. Y ahora lo hace Recording King con algunas modificaciones, entre las que destaca el cono. Era frecuente que los propietarios de los resonadores Johnson cambiaran los conos de serie para obtener el máximo potencial del instrumento, pero en el caso de el modelo que nos ocupa, los dueños están manteniendo el cono que traen de fábrica, una buena señal. Un cono de primera calidad comprado en EE.UU. puede salir por unos 90€, transporte incluido. Dinero que nos ahorramos si el instrumento trae  uno bueno de fábrica.

Otro elemento vital en el sonido de los resonadores es el biscuit, un tipo de puente que transmite la vibración de las cuerdas al cono invertido. Los de más calidad están hechos de dos piezas encoladas: una base de haya con la parte superior de ébano, más resistente a la fricción de las cuerdas. El biscuit que trae este resonador de serie está hecho de estas maderas, es de muy buena calidad. En la imagen se puede apreciar la veta característica del haya y la parte superior de ébano.

El mástil de caoba de Honduras tintada es otro plus al instrumento, que también incluye diapasón de palisandro y puntos guía de madreperla. Los trastes son finos y están bien trabajados, no he encontrado ningún cerdeo. Por supuesto tiene un alma ajustable con acceso por la pala. El mango tiene un acabado satinado, lo que permite que la mano se deslice con comodidad en los cambios de posición. A continuación se puede apreciar el acabado en la unión del mango con la caja:

La cejuela es de hueso, pero lo que no dice el catálogo es de qué animal. Yo intuyo que no es hueso de pata de vaca, o de una alta densidad similar, pues al hacer unas modificaciones lo he encontrado algo blando, pero efectivamente se trata de hueso.

Las clavijas cerradas de plástico y estética cuestionable son el punto más débil del instrumento, aunque cumplen bien su función y mantienen la afinación. Hay que felicitar a los diseñadores por haber economizado precisamente en este elemento tal fácilmente reemplazable y no en otros más implicados con el sonido o más definitivos.

 

La pala tiene pegado un escudo con la marca, e incluye un botón en la culata para fijar la bandolera. Una de las primeras modificaciones que he tenido que hacer es ponerle otro botón en el tacón del mango, pues el instrumento, debido al peso del bronce, tiene mucho más peso en la zona de la culata y con el pulido del niquelado se desliza peligrosamente hacia atrás.

 

Sonido

Esta es la parte fuerte del instrumento. Aunque la estética es muy correcta, el sonido es lo que hace que merezca la pena invertir en un instrumento de este tipo, dado su precio. Hay que tener en cuenta que esta guitarra cuesta unos 300€, y un instrumento americano equivalente puede alcanzar los 1.500€, evidentemente estos últimos sonarán mejor, pero ¿cuánto mejor? Yo no he tenido la oportunidad de tocar un National de 1934, pero dudo que suene el doble de bien que este Recording King, creo que las diferencias deben ser sutiles, incluso mínimas.

El instrumento tiene una gran proyección, un timbre cálido, acampanado. No tiene el sustain de un resonador tricono, pero tiene un muy buen sustain.

Aunque no he tenido la oportunidad de probarlo aún con un buen juego de cuerdas de níquel (las más recomendadas para resonadores), ni con una prima de 0.16, me gusta mucho su sonido. Sí que he detectado algo de equilibrio en la tercera cuerda, que tiene algo más de volumen que las otras, y una tendencia a ser menos brillante en los bordones conforme se asciende por el diapasón ¿será por las cuerdas que tiene actualmente?

Este vídeo está grabado con las cuerdas que el instrumento traía de fábrica, es una versión de Boogie Woogie Dance, de Tampa Red:

En este tema se aprecia mejor el sonido de las cuerdas individuales:

 

Comodidad

El ajuste de fábrica era algo alto. Comprobé que el mástil tenía demasiada curvatura, por lo que le di un cuarto de vuelta al alma ajustable y aquello mejoró notablemente la altura de las cuerdas en el traste doce, que aún así seguí un poco alta, lo suficiente para combinar el toque en fingerstyle con slide. Esto bastó para tocar con comodidad. No puedo comentar si la altura de la cejuela era la correcta porque tuve que hacer una para adaptarla para zurdos (adaptar un dobro de diestro a zurdo es algo muy fácil sobre lo que escribiré en otro artículo).

Es un instrumento muy cómodo en cuanto a dureza. Al tener tiro corto las cuerdas están algo más blandas (siempre teniendo presente que es una guitarra acústica, que en dureza están en una esfera muy superior a las guitarras clásicas o eléctricas).

La anchura del mango en la cejuela es desde mi punto de vista el principal inconveniente del diseño del instrumento. Yo he tenido la suerte de hacerme con facilidad a los 43 mm de anchura en cejuela, pero es evidente que esto puede suponer un gran inconveniente para los guitarristas acostumbrados a mangos más anchos en la cejuela. Unos 47 ó 48 mm permitirían mucha más facilidad de toque.

 

Conclusión

Un instrumento muy recomendado, dado su bajo precio. Creo que se va a quedar conmigo por mucho tiempo. Los acabados y el sonido juegan en una liga superior al precio, por lo que la relación precio-calidad es inmejorable. El fabricante ha economizado en las clavijas para ofrecer un producto competitivo, es de agradecer.

A continuación incluyo mi valoración del instrumento, en la que he tenido en cuenta en todo momento el precio del mismo. Mi valoración sobre 10:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Especificaciones

Cuerpo: Bronce niquelado
Mástil: Caoba de Honduras
Diapasón: Palisandro
Material del cono: Aluminio trabajado a mano
Cono: Continental, 9.5″
Puente: Haya y haya/ébano
Ancho de cejuela: 1-11/16″ (43 mm)
Tiro: 24-7/8″ (632 mm)

 

 

Permalink

Hay 14 comentarios sobre este artículo:

  1. avatar Luis Adolfo Aleman says:

    Hey Zurdillo , recién he leído tu análisis y prueba de la guitarra resonadora recording king, y me gusto tu prueba y conclusión, tengo deseos de comprar una, me dirías que precio aproximado tendría una recording king tricono ? gracias

  2. avatar Jesús says:

    Saludos Zurdillo,
    Sé que es un artículo antiguo y que el último que has escrito es de hace más de 6 meses, pero sería genial que escribieras ese artículo de adaptación del dobro para zurdos, y ya si añadieras banjo ni te cuento. Si no, con una breve descripción a mi correo, o respuesta a este mensaje, te estaría eternamente agradecido.

    Un saludo y gracias de antemano, arriba los zurdos

  3. avatar charly says:

    Hola amigo, me gustaria saber como adaptas el dobro para zurdos, muchas gracias y un cordial saludo

  4. avatar Elbert says:

    Muy Buena Reseña
    Que bien suena su dobro y que bien toca, yo tuve la oportunidad e comprar hace aprox. un mes un Fender FR50 tambien es Made in China, aunque mi nivel es muy bajo trato de compensarlo con entusiasmo.

    Saludos

  5. avatar Alicia says:

    Pero por qué son tan baratas las guitarras chinas? No será porque la mano de obra es sospechosamente barata? Es ético comprar estas guitarras?

    • avatar Zurdillo says:

      Estoy de acuerdo en que la mano de obra es muy barata, aunque no es lo peor en una dictadura, hay cosas peores por desgracia. Lo de cuestionar que sea o no ético comprar el producto de un país no sé si es ético tampoco. ¿Debemos boicotearlos además de que están inmersos en una dictadura? Previamente ya había escrito una entrada en mi blog reflexionando sobre el tema, se títula “La falsa democratización de las guitarras”, te invito a leerla. ¡Saludos!

  6. avatar Eduardo says:

    Estimado Juan Carlos…

    Acabo de leer tu prueba de la Recording King RM-998-D y me ha parecido una crítica excelente. Tanto que me he decidido finalmente por este instrumento, pero cuando he dado el siguiente paso me han surgido algunas dudas y me encantaría hacerte algunas preguntas.

    En la tienda en la que suelo comprar mi equipo tienen una Record King JM-998… obviamente no es el mismo modelo. En la web de Recording King ni siquiera aparece la serie JM y si busco en internet como JM-998 los resultados casi siempre se refieren a la anterior marca, Johnson.

    ¿Sabes si hay muchas diferencias entre la RM-998D y la JM-998? De entrada creo que la JM998 no utiliza ébano en el puente (biscuit) y no sé si el material del cuerpo (latón/bronce) es también diferente en ambos modelos. Eso por no hablar del cono. ¿El de la JM también estará forjado a mano en Europa del este como en la RM o será como el americano del que todo el mundo habla pestes??

    La sensación que tengo es que las JM son las Johnson que ya estaban construidas cuando cambió el nombre de la marca y que simplemente les cambiaron el logo para ponerlas en el mercado.

    Mi idea es ‘hacerme’ con la que tú has podido probar (me has convencido totalmente y en los videos suena fenomenal) pero el problema fundamental es que no encuentro la RM-998D en ninguna tienda de venta online en España y Thomann tampoco la tiene. ¿Sabes donde podría comprarla y que precio tiene?.

    Enhorabuena por tu blog, por tu habilidad con las seis cuerdas y gracias por tu tiempo y por las indicaciones que puedas darme

    Un saludo desde Valencia (España)

    Eduardo

    • avatar Zurdillo says:

      Gracias por el comentario. Lo cierto es que no conozco el modelo que comentas, pero intuyo lo mismo que tú. Si el biscuit no tiene la cabecera de ébano (la parte de abajo debe ser de haya) no es problema, siempre se puede comprar uno bueno. Sobre el cuerpo no te puedo decir, desde luego el del RM-998 es de bonce fundido, una maravilla. ¿Has probado a escribirles a los de RK? Son muy atentos, pregúntales y te escribirán. Sobre el cono tampoco te puedo decir, pero si no te va bien lo puedes cambiar, un cono bueno cuesta unos $80 y es para toda la vida…

      Yo compré mi RM-998 en una tienda online en Alemania ¿ya no los venden allí?

      Bueno, si no te importa seguimos la conversación en el foro, que es más operativo (el enlace está arriba en el menú). Nos vemos por allí, saludos!

  7. avatar Jose says:

    Bueno, me refería a aprovechar o seguramente ampliar un poco el agujero de la tapa para acoplar un tricono, perdona si digo burradas. Oye Juan, ¿como puedo saber si mi cono es a mano o de serie?. Como veras mi ignorancia es infinita

    • avatar jcayala says:

      Yo tengo también muchas dudas sobre todos estos temas, no te sientas ignorante, no lo podemos saber todo. Sobre la reparación de un resonador de un cono para convertirlo en tricono: descártalo. Eso es imposible, costaría la reparación lo que un National. Lo fácil es cambiarle el cono, para saber si el tuyo está hecho a mano (los americanos lo llaman “handspun” debes observar las marcas de mecanización, para esto debes comprobarlo con alguna fotografía de uno hecho a mano, en mi artículo he mostrado detalles del mío, que es hecho a mano. También puedes visitar la web de Elderly Instruments o buscar foros de conos National o Quarterman en internet para comparar.

  8. avatar Jose says:

    Hola Juan, como ya sabes tambien tengo un resonador, aunque el mio es Johnson y como bien dices le hace falta un cono en condiciones. Esto no me produjo grandes problemas puesto que solo la quiero para estudio y cuando ocasionalmente la toco en público lo hago enchufado o bien a un ampli o bien a la mesa, le incorporé una pastilla activa fishman para resonadores. Decirte que mi mayor problema fue acostumbrarme al peso de la culata que hacia que se me deslizará hacia atrás la guitarra cuando tocaba pero una vez acostumbrado es un sonido countryblues estupendo. Estoy pensando, bastante animado después de leer tu artículo, cambiarle definitivamente el cono, desconozco si puede ser por un tricono en este modelo y terminar de ponerla a punto.

    • avatar jcayala says:

      Hola Jose, a mí me pasa igual con el peso de la culata, es mucho peso, pero acabas acostumbrándote, esto debe ser común a todos los resonadores metálicos. Yo creo que el cambio de cono es factible, pero creo que sería una buena idea comprobar si el tuyo está hecho a mano previamente. Si el cono es de serie sí que merece la pena cambiarlo, porque he leído en foros americanos que la diferencia es tanta que parece que le da la vida al instrumento. Lo que no entiendo es lo del tricono, porque creía que tu resonador era de un cono… Saludos!

      • avatar Jose says:

        Ok, igual es que me lio, pense en la posibilidad de ponerle tricono aunque eso suponga un trabajo considerable de luthier, de momento habría que agrandarle el hueco de la tapa supongo y podría ser más caro el collar que el perro, como verás no tengo mucha idea de esto. Y con respecto a si está hecho a mano el cono, ¿como puedo saberlo?. Ya ves, solo me dedico a tocar la guitarra, por lo demás soy bastante ignorante. Por cierto, me ha sido muy util tu artículo sobre las maderas, creo que de tapa de caoba o de cedro debería ser mi próxina guitarra para blues. Te agradezco tu tiempo y no te rias mucho conmigo, un saludo fuerte.

Deja un comentario