`` `` ``

APRENDE A TOCAR ARPEGIOS CON LA GUITARRA

El arpegio es un excelente recurso para acompañar canciones, aunque también constituye en sí mismo un patrón interesante para componer piezas musicales. El compositor puede crear piezas completamente basadas en arpegios o simplemente servirse de estos en algunos momentos de sus obras, aportando grandes dosis de belleza a las mismas. Los laudistas del Barroco fueron grandes maestros del arreglo, sobre todo los alemanes, quienes crearon verdaderas obras de arte. Un ejemplo sublime de lo anterior es la Toccata Arpeggiata de Kapsberger. Pero … comencemos explicando qué es un arpegio.

Un arpegio es una sucesión de notas tocadas en diferentes cuerdas de la guitarra, siguiendo un modelo o patrón más o menos fijo que se suele repetir un número determinado de veces. Este patrón suele comenzar por la nota más grave. Para comprenderlo mejor te sugiero que mires el minuto 1:11 del vídeo que aparece más adelante en este artículo, donde interpreto un arpegio muy lentamente.

Es conveniente recordar, para comprender la explicación, cómo se escribe la digitación de los dedos de la mano derecha de la guitarra:

digitacion150

p = pulgar

i = índice

m = medio

a = anular

Hay multitud de formas o patrones de arpegios, que pueden ser desde muy básicos y fáciles hasta muy complicados. Aquí sólo voy a tratar de un patrón muy simple que nos sirva para iniciarnos en la práctica de este recurso, el patrón p – i – m – i (pulgar – índice – medio – índice). Cada dedo toca una semicorchea, por lo que las cuatro notas se tocan en un tiempo. Se comienza tocando la nota más grave con el pulgar, a continuación se toca la intermedia con el índice, en tercer lugar la más aguda con el medio y en cuarto lugar se toca de nuevo la nota intermedia con el índice. Esto en partitura y tablatura se representaría así:

Estudio de arpegios

He escrito un estudio para que podáis practicar y aprender a tocar este arpegio, titulado Estudio de Arpegios, que podéis descargar aquí.

Como siempre os digo, la fórmula  para estudiar es:

  • Aprender a nuestro ritmo (algunos podréis interpretar el estudio a primera vista y otros no podréis tocar dos notas seguidas).
  • Comenzar muy despacio.
  • Aumentar la velocidad poco a poco y conforme vayamos controlando dónde van los dedos de ambas manos.
  • Estudiar fragmentos cortos, que iremos sumando poco a poco, como si fueran palabras que van formando una frase.
  • Identificar aquellas partes que más nos cuestan y centrarnos en ellas, no en aquello que nos sale a la primera.

Recuerda que en el minuto 1:11 del vídeo interpreto el arpegio muuuuy despacio, para que lo puedas comprender y poner en práctica, en caso de que te cueste comprender lo que he explicado previamente.

 

 

Como siempre, si tenéis algún comentario o duda, no dudéis en escribirme. ¡Suerte con el arpegio! Y recordad: la música no sale sola, hay que dedicar esfuerzo y constancia.

 

Permalink

Deja un comentario